Vehículos Eléctricos en el Sur de China

Cosme de Arana marzo 9, 2012

El pasado martes 6 de marzo de 2012, el equipo de ASEES visitó el Switchable Car Experience Center de Guangzhou. El centro es fruto de una iniciativa conjunta entre Better Place y China Southern Power Grid (CSG) y pretende ser un punto de partida para el desarrollo de una infraestructura eléctrica para la recarga de vehículos eléctricos en el sur de China.

CSG es una de las dos únicas empresas encargadas del transporte eléctrico en China, gestionando la red eléctrica de cinco provincias del sur (Guangdong, Guangxi, Yunnan, Guizhou y Hainan). CSG esta activamente involucrada en el desarrollo tanto de redes inteligentes como de tecnologías de recarga de vehículos eléctricos y actualmente dispone de 14 estaciones de recarga. Por su parte, Better Place es una empresa israelí fundada en 2007 dedicada exclusivamente al mercado del vehículo eléctrico y muy bien posicionada a nivel global. En China ha firmado varios acuerdos de colaboración con fabricantes de automóviles locales como Chery Automobile Co.

Gigi Lo, manager del centro, mostró a ASEES las instalaciones inauguradas recientemente en la ciudad del Delta del Rio de la Perla. El centro pretende mostrar al público el modelo propuesto por esta asociación empresarial para la recarga de vehículos eléctricos, basado en una combinación de los sistemas de recarga y de substitución de baterías. Los sistemas de recarga estarían pensados para aquellos lugares donde el usuario permanece durante un largo periodo de tiempo, como el hogar o la oficina y proporcionaría energía para todos aquellos trayectos cortos que se realizan a diario, mientras que los sistemas de substitución garantizarían el suministro en caso de largas travesías.

Durante el trascurso de la visita se mostró en vivo una hipotética operación de substitución de batería de uno de los vehículos muestra de los que se disponen. Esta operación reemplazaría la batería descargada por otra totalmente recargada de forma totalmente automatizada en menos de 5 minutos y tan siquiera requeriría que el conductor abandonase su vehículo. El sistema almacenaría entonces las baterías gastadas mientras las cargaría para próximos usuarios. Desde Better Place se ha apostado por baterías de litio y por procesos de recarga convencionales (frente a los sistemas de carga rápida) pero debidamente refrigerados con el objetivo de maximizar su vida útil. De este modo se estima que la batería presentaría el cien por cien de su capacidad durante unos ocho años.

Posteriormente se exhibió un sistema de recarga como el que se instalaría en garajes, donde el coche permanecería estacionado durante cierto tiempo. El sistema utiliza una tensión de suministro de 220V y consume una potencia que permite su fácil integración en instalaciones eléctricas existentes. Si bien estas estaciones de recarga requieren cerca de ocho horas para recargar completamente una batería, se debe tener presente que en la mayoría de las situaciones el sistema no partiría de una batería totalmente descargada, si no de una batería con una carga intermedia. En este sentido las baterías de litio pueden cargarse sin necesidad de estar descargadas completamente, sin que esto suponga una reducción de su vida útil.

Un pequeño paseo a bordo de los vehículos eléctricos de muestra sirvieron para confirmar algunos de los beneficios de este tipo de coches. El ruido y las vibraciones brillan por su ausencia, al mismo tiempo que las prestaciones en cuanto a su conducción mejoran indudablemente algunas de las deficiencias de los motores de combustión. Entre otras características destacables, los vehículos eléctricos disponen de su par máximo a bajas revoluciones y no consumen combustible cuando el vehículo está parado. Estas propiedades lo convierten en una buena alternativa para conducciones urbanas. Un sistema de de freno regenerativo mejora aun mas estas prestaciones, permitiendo cargar las baterías en caso de desaceleraciones y frenadas a partir de la energía cinética del vehículo.

En cuanto al modelo de negocio, se presenta el servicio con una analogía a la telefonía móvil. “El usuario escoge su vehículo, y posteriormente escoge la tarifa que más le conviene atendiendo a sus necesidades de transporte” explica Eyal Meir de Better Place, en clara semejanza a como los usuarios de móviles seleccionan el plan que más se adapta a sus hábitos. El cliente pagaría entonces una mensualidad que le permitiría el acceso a los servicios de Better Place, entre los cuales se incluirían la instalación de sistemas de recarga en el hogar o en la oficina, la posibilidad de cambiar las baterías en las estaciones de substitución, la integración de un software en el vehículo para la gestión de las baterías y para conocer las estaciones más cercanas y, por último, la disponibilidad de un servicio de atención al cliente.

Más información en:

BETTER PLACE

http://www.betterplace.com

CHINA SOUTHERN POWER GRID

http://eng.csg.cn/

Más fotos de la visita al Better Place Center en nuestro Flickr.

Deja un comentario